Tengo 30 años y problemas de erección

Tengo 30 años y problemas de erección

Muchos hombres jóvenes se dirigen a los consultorios médicos con la siguiente queja: “Tengo 30 años y problemas de erección”.

Si bien la impotencia es más prevalente en los hombres mayores, un estudio publicado en el 2013 en el Journal of Sexual Medicine sugiere que la disfunción eréctil es más común entre los jóvenes de lo que se creía.

Los investigadores encontraron que  este problema afecta al 26% de los adultos menores de 40 años. Casi la mitad de ellos sufren de una disfunción eréctil severa.

Claramente esto representa un gran problema, ya que esto provoca pesar, problemas de relacionamiento y problemas de autoestima.

AUMENTA TU TESTOSTERONA HOY GRATIS

Inscribe tu correo abajo para recibir el libro GRATIS en 30 segundos

  • 3 Métodos Gratuitos Que Uso En Casa Para Estimular Mi Testosterona
  • Alimentos, trucos y estrategias para tener testiculos grandes y para mejorar tu rendimiento sexual rápidamente

Antiguamente se creía que la disfunción eréctil entre las personas jóvenes solo se debía a problemas psicológicos, pero quizás te sorprenda saber que muchas veces, los motivos que provocan la impotencia en los jóvenes no son muy diferentes a los de los hombres mayores.

Tengo 30 años y problemas de erección

¿Qué es lo que provoca que los hombres que deberían estar en el mejor momento de su sexualidad padezcan este problema?

Entre las causas de los problemas de erección entre los hombres de 30 años es posible mencionar:

  • Problemas cardiovasculares

    La disfunción eréctil puede predecir enfermedades cardiovasculares, antes de que presenten síntomas (1).

    Esto se debe a que la oclusión de la arteria que irriga al pene se produce antes de que se obstruyan las aterías coronarias porque estas últimas tienen un mayor diámetro.

    Es por ello que una consulta temprana te brindará la posibilidad de un diagnóstico temprano y de realizar un cambio del estilo de vida o de corregir los factores de riesgo a través de medicamentos para mejorar no solo tu vida sexual sino tu salud en general.

  • Problemas hormonales

    Los bajos niveles de testosterona pueden provocar problemas de erección.

    La obesidad y el aumento de peso pueden disminuir la testosterona (2) y es por ello que deberías realizarte un análisis para descartar algún problema hormonal si estás teniendo problemas para lograr o mantener una erección el tiempo suficiente para tener relaciones sexuales satisfactorias.

  • Diabetes

    Los problemas de erección pueden ser una señal de diabetes (3). Esto se debe a que los altos niveles de azúcar en la sangre pueden dañar los vasos sanguíneos e impedir que la sangre fluya libremente hacia el pene.

    En muchos casos, los síntomas de la diabetes son leves y pueden pasar desapercibidos (4).

    Es por ello que si tienes una disfunción eréctil y además sientes mucha hambre, fatiga, mucha sed y si orinas más de lo normal deberías acudir a tu médico para hacerte un análisis.

  • Exceso de alcohol

    Si bien un trago puede ayudarte a liberar tensiones y a lograr el estado de ánimo necesario para tener relaciones sexuales, el exceso de alcohol puede provocarte un efecto adverso.

    Un estudio realizado en el 2007 ha encontrado que la disfunción sexual es común en aquellos hombres que tienen dependencia del alcohol.

    Esto puede deberse a los efectos depresores de la bebida o a una multitud de factores psicológicos que están relacionados a su consumo excesivo.

  • Problemas psicológicos

    La excitación sexual comienza en el cerebro.  Es por ello que determinadas condiciones, tales como la depresión y la ansiedad pueden interferir con este proceso (5).

    El estrés relacionado al trabajo o provocado por los problemas de relacionamiento también puede provocar problemas de erección.

  • Efectos secundarios de algunos medicamentos

    Una variedad de medicamentos que comúnmente son tomados por personas jóvenes se asocian con la disfunción eréctil. Entre ellos se destacan algunos antidepresivos (6), como el citalopram o el fluoxetide.

    Además, el Finasteride, que generalmente se toma para combatir la pérdida del cabello, ha sido asociado con problemas de erección en un estudio en el cual el promedio de edades era de 31 años (7).

Si te identificas con esta frase: “Tengo 30 años y problemas de erección” deberías hacerte análisis o tomar determinadas medidas para mejorar tu estilo de vida para revertir el problema.

1) The Jorunal of Sexual Medicine: Male Sexuality and Cardiovascular Risk. A Cohort Study in Patients with Erectile Dysfunction
http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1743-6109.2010.01744.x/full
2) NCBI: Lowered testosterone in male obesity: mechanisms, morbidity and management
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3955331/
3) WebMD: Erectile Dysfunction and Diabetes
http://www.webmd.com/erectile-dysfunction/guide/ed-diabetes
4) WebMD: Early Symptoms of Diabetes
http://www.webmd.com/diabetes/guide/understanding-diabetes-symptoms#1
5) WebMD: Sexual Problems and Depression
http://www.webmd.com/depression/guide/sexual-problems-and-depression
6) NCBI: Antidepressant-associated sexual dysfunction: impact, effects, and treatment
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3108697/
7) NCBI: Persistent sexual side effects of finasteride for male pattern hair loss.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21418145