Tratamiento de Testosterona – Funciona?

¿Estás buscando un tratamiento de testosterona?

En tal caso, probablemente te hayas dado cuenta de que tienes bajos los niveles de testosterona.

Probablemente también te hayas dado cuenta de que tienes problemas con tu deseo sexual.

baja testosteronaDe hecho, apuesto a que no tienes deseo sexual en absoluto.

Una vez los niveles de T vuelvan a su lugar, lo mismo ocurrirá con la energía, motivación, deseo sexual y el placer de vivir.

AUMENTA TU TESTOSTERONA HOY GRATIS

Inscribe tu correo abajo para recibir el libro GRATIS en 30 segundos

    • 3 Métodos Gratuitos Que Uso En Casa Para Estimular Mi Testosterona
    • Alimentos, trucos y estrategias para mejorar tu cuerpo y tu virilidad

Cuando tus niveles de testosterona están bajos, no tienes nada de eso.

Es una verdadera lata tener bajos niveles de testosterona en el hombre, y todavía más cuanto más bajos sean esos niveles.

El nivel es la cuestión.

Puedes no pensar que tener el deseo sexual de una monja de 80 años es fácil, pero comparado con el nivel dos, es un juego de niños.

¿Quieres una muestra de nivel dos?

¿Cómo suena enfermedad cardiaca?

¿Y la diabetes, presión arterial alta o cáncer?

Incluso mejor, ¿muerte?

Sí, dos estudios recientes han confirmado una vez más que los hombres con los niveles más bajos de testosterona tienen mucha mayor probabilidad de fallecer en comparación con hombres con los niveles más altos.

No sé qué te parece esto, pero a mí me llama especialmente la atención.

Tener un bajo impulso sexual no es agradable, pero morir es mucho peor.

Tratamiento de Testosterona y Efectos Secundarios

Asumo que estás aquí buscando soluciones y que yo te voy a ayudar a encontrarlas.

Sé que tu primera inclinación es correr hacia tu doctor y pedir ayuda.

Si tienes un problema médico grave (lo que está más allá de esta discusión), no puedo culparte.

Para el resto, diría que corras, pero en la dirección opuesta.

¿Por qué?

Porque tu doctor no va a corregir tu problema.

Va a medicarte y a hacerte una tarjeta de miembro de la clase médica del siglo 21.

Confía en mí, ¡no aceptes esa tarjeta!

Aquí tienes el porqué…

Baja tus pantalones y echa un vistazo a tus testículos.

Ahora vuelve a subir tus pantalones y diles adiós, adiós.

Una vez que comiences a pincharte con esa aguja en tus glúteos y se inyecte la T es tu torrente sanguíneo, tus chicos no volverán a producir más testosterona.

Como un hombre viejo deja la fábrica después de 40 años de servicio, no se necesita más.

Se van a marchitar y consumirse.

No quiero ser muy negativo aquí, por tanto, vuelvo un poco atrás, y te cuento una corta historia sobre mí mismo.

En un pasado no muy distante, tuve que enfrentarme a la misma situación en la que tú estás ahora.

Ahora viene un cliché, pero es muy cierto y lo voy a decir.

¡Yo siento tu dolor!

Sí, sé exactamente por lo que estás pasando, en estos momentos, en este mismo instante.

Perdí mi libido.

Mi personalidad se convirtió en una línea plana.

Mi energía y deseo desapareció y no sabía el porqué.

Una prueba sanguínea posterior solucionó este misterio.

Mis niveles de testosterona habían caído por debajo de 250.

Para aquellos de vosotros que no lo sabéis, 250 es realmente muy bajo.

Por tanto, mi testosterona se había ido.

Estaba totalmente seco, no me quedaba absolutamente nada.

Esa no es manera de vivir y yo lo sabía, por tanto, me puse a trabajar para encontrar una solución.

Yo no sabía que necesitaría 5 años de frustración y dolorosos, y en última instancia, de interesante trabajo para encontrar las soluciones.

Pero lo hice, las encontré, y en las páginas de esta web las comparto libremente con todos vosotros.

No me mires como un modelo a seguir.

No me siento cómodo con ese papel.

Soy sencillamente un hombre que ha encontrado un tratamiento natural de testosterona que puede funcionar para ti como lo hizo para mí.

En su lugar, mírame como un faro de luz.

He hecho mi camino hasta la cima de la colina y estoy saltando arriba y abajo con mi linterna intentando mostrarte el camino.

Tú también lo puedes hacer, pero eso no sucede en una noche.

Supone trabajo y dedicación, pero yo sé que tú lo puedes hacer.

Este sitio tiene muchas páginas y crecen cada día.

A continuación, voy a enviarte a donde yo creo que necesitas ir primero, pero no te pares ahí.

Te puedo garantizar que aquí hay muchas más páginas que pueden serte de utilidad.

Una vez las hayas encontrado, es tu decisión hacer ese primer paso, el paso que en último lugar cambiará tu vida.