5 ejercicios para mejorar el rendimiento sexual

Aunque te parezca descabellado, estos 5 ejercicios para mejorar el rendimiento sexual funcionan, así que continúa leyendo para conocer cuáles son e incorporarlos a tu rutina actual.

5 ejercicios para mejorar el rendimiento sexual.

La necesidad de durar más en la cama

Casi uno de cada tres hombres manifiesta que sus encuentros sexuales duran menos de lo que esperan o de lo que desean (1). Esto provoca cierto grado de frustración, especialmente en las parejas heterosexuales, ya que las mujeres demoran mucho más en alcanzar el orgasmo (2).

Sin embargo, no eres el único al que se le presenta esta disyuntiva. Las encuestas indican que el promedio que duran los hombres manteniendo relaciones sexuales es de tres a diez minutos (3).

Pero no tienes que conformarte con las estadísticas. Si lo que buscas es mejorar tu rendimiento sexual y lograr que tu pareja sienta más placer, puedes realizar algunos ejercicios.

Como sucede con cualquier tipo de entrenamiento, estos te permitirán evitar el cansancio físico, podrás probar con nuevas posiciones y experimentar nuevas sensaciones. Estos ejercicios son fáciles de hacer y no requieren de un equipo especial.

5 ejercicios para mejorar el rendimiento sexual

Este tipo de ejercicios, que originalmente estaban destinados para las mujeres que habían dado a luz recientemente, también provocan cambios significativos en la sexualidad de los hombres.

  • Ejercicios de Kegel

Son muy fáciles de hacer. Solo debes contraer y relajar el músculo pubococcígeo, que es el mismo que utilizas para detener el flujo de la orina durante la micción. Tienen la ventaja de que puedes hacerlos en cualquier sitio, incluso sentado en tu oficina y que además de permitirte tener una erección más firme y duradera, también mejoran la calidad del orgasmo y son un buen tratamiento para la disfunción eréctil.

  • Lagartijas

Si tu torso es fuerte, podrás durar más en determinadas posiciones. Por ejemplo, la del misionero y muchas de sus variantes requieren que te apoyes en los brazos para lograr una mejor penetración.

Las lagartijas son el ejercicio ideal para desarrollar los músculos del pecho, los brazos y los hombros que te dará más tiempo para explorar diferentes posiciones sin que tus brazos comiencen a temblar por el esfuerzo y sin sentir molestias en las articulaciones.

Para realizarlas tan solo debes tenderte en el suelo, apoyar tu cuerpo en la planta de los pies y elevarte manteniendo la línea, con las manos un poco más extendidas de la altura de los hombros.

Flexiona los brazos de modo que tu pecho casi alcance el suelo y luego elévate nuevamente a la posición inicial. Al hacer tres series de 15 o 20 repeticiones comenzarás a notar cómo se desarrollan los músculos de tu pecho y cómo duras más en el sexo sin cansarte.

  • Estocadas

Las estocadas no solo afirman los músculos de los glúteos, también le dan mayor fortaleza a tus muslos, que son los que te sostienen durante la posición del misionario, cuando tienes sexo de pie o cuando lo haces de rodillas.

Este ejercicio es muy fácil de hacer, simplemente debes dar un paso largo al frente y flexionar esa pierna hasta que el muslo esté paralelo al piso, teniendo cuidado de que la rodilla esté a la altura de los dedos del pie. La otra rodilla debe llegar casi a tocar el suelo mientras haces la flexión. Luego, vuelve a la posición inicial y repite el movimiento con la otra pierna.

Lo recomendable sería que hicieras tres series de 8 a 12 repeticiones cuatro veces a la semana.

Otro beneficio de este ejercicio es que te permitirá lograr una mayor masa muscular en una zona en que los hombres trabajan poco, ya que la mayoría presta más atención a la espalda y los bíceps, lo que te brindará una silueta más armónica y también te dará la posibilidad de quemar grasa, que es la mayor enemiga de la testosterona.

  • Estiramiento de la ingle

Estirar la ingle aumenta la flexibilidad y abre la posibilidad de lograr posiciones que, de otra manera, podrían resultarte incómodas o simplemente imposibles. Siéntate en el suelo y lleva los pies hacia tu cuerpo para que las plantas se toquen. Deja caer las rodillas hacia un lado hasta que sientas un tirón, justo al borde de la incomodidad. Mantén esa posición durante 20 a 30 segundos, pero no exageres. La idea es aflojar y fortalecer, pero más de eso puedes lesionarte. Haz este estiramiento varias veces al día, lentamente y con una presión controlada.

  • Abdominales invertidos

Como su nombre lo indica, los abdominales invertidos son los mismos que los comunes, excepto que requieren que levantes las piernas en lugar de tu torso. Acuéstate de espaldas con los brazos a los lados y levanta las piernas del suelo. Mantén las rodillas dobladas en un ángulo de 90 grados para que los muslos apunten hacia arriba y las piernas hacia abajo. A continuación, gira la pelvis hacia atrás y sostén momentáneamente las caderas a unas pocas pulgadas del piso para mejorar el poder de empuje y la resistencia. Haz tres series de 15 a 20 abdominales, cuatro veces por semana.

Estos abdominales te permiten durar más en todas las posiciones, ya que tanto en la del misionero como en las de pie deberás utilizar estos músculos para elevar tu cuerpo.

Practica todos estos ejercicios que te brindarán muchos beneficios. No solo mejorarán tu rendimiento en la cama, sino que te permitirán aumentar la masa muscular, mejorar tu metabolismo basal y tener mejores niveles hormonales.

1) NCBI: Mayo Clinic: Premature ejaculation
https://www.mayoclinic.org/diseases-conditions/premature-ejaculation/symptoms-causes/syc-20354900
2) NCBI: Female Sexual Arousal: Genital Anatomy and Orgasm in Intercourse
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3894744/
3) Psychology Today: Five Shocking Stats About Men and Sex
https://www.psychologytoday.com/intl/articles/200706/five-shocking-stats-about-men-and-sex