¿Correr es malo para adelgazar?

¿Te preguntas si correr es malo para adelgazar? En realidad lo único malo para adelgazar es el sedentarismo. Pasar muchas horas sentado, la mala alimentación y el alcohol pueden hacer que aumentes mucho de peso (1).

Correr es malo para adelgazarSi has decidido comenzar una dieta y ponerte en movimiento, posiblemente te preguntes cuál es eejercicio más eficaz para perder peso.

Quizás creas que correr es una forma mágica de entrenamiento que te permitirá deshacerte de los quilos no deseados en poco tiempo. Esta idea ha sido fomentada por innumerables programas de entrenamiento y artículos en Internet que explican las ventajas de este tipo de deporte.

Pero este tipo de ejercicio probablemente no sea el más adecuado. Los estudios indican que hasta el 79% de los corredores quedan marginados del ejercicio al menos una vez al año. Esto es producto de las lesiones que provoca correr en las articulaciones, especialmente si lo haces sobre superficies duras, como el cemento.

Además de las lesiones, existen otros motivos por los cuales correr es malo para adelgazar.

AUMENTA TU TESTOSTERONA HOY GRATIS

Inscribe tu correo abajo para recibir el libro GRATIS en 30 segundos

    • 3 Métodos Gratuitos Que Uso En Casa Para Estimular Mi Testosterona
    • Alimentos, trucos y estrategias para mejorar tu cuerpo y tu virilidad

 3 razones por las cuales correr es malo para adelgazar

  1. Es necesario recorrer una gran distancia para adelgazar corriendo

    Cuando recién empiezas a correr es posible que pierdas peso. Pero después de un tiempo, tu cuerpo se acostumbrará a tu nueva rutina y necesitarás correr una mayor distancia para ver resultados.

    Y, a menos que entrenes para una maratón, con el ritmo de vida actual es poco probable que dispongas del tiempo o de la energía para correr muchos quilómetros a máxima velocidad.

    En un estudio publicado por Medicine and Science  in Sports & Exercise, en el año 2010,  se encontró que solo se producía una pérdida de peso si la distancia de la carrera se extendía considerablemente. Unos 25 km en los hombres y unos 48 km en las mujeres.

    ¿Cuánto tiempo te llevaría correr 25 km? ¿Podrías hacerlo?

  2. Correr te ayuda a mejorar la resistencia pero no la pérdida de grasa

    La única forma en la que puedes correr por un determinado período de tiempo es hacerlo a un ritmo que no te deje sin aliento.

    Sin embargo, este tipo de entrenamiento, solo te ayuda a mejorar tu resistencia pero no te permitirá perder peso.

    Un estudio publicado en el 2006 (2) encontró que correr o caminar a una intensidad moderada, no provoca pérdida de peso ni de grasa en tu cuerpo.

    La pérdida de grasa corporal no solo es favorable para tu metabolismo sino que te permite aumentar la masa muscular, lo que a su vez producirá un incremento en los niveles de testosterona. ¿Y sabes los beneficios de tener altos niveles de testosterona?

    Esta hormona te ayudará a mantener el peso sino que mejorará la calidad de tus erecciones y tu libido.

  3. Tu cuerpo se acostumbra y necesitas aumentar el esfuerzo para perder peso

    Como se mencionaba anteriormente, en un primer momento tu cuerpo responde favorablemente al ejercicio. Pero después de un tiempo necesitarás un mayor esfuerzo para continuar con el adelgazamiento.

    Tu cuerpo se adapta al nuevo régimen de entrenamiento y comienzas a perder cada vez menos calorías cada vez que corres.

    Por ende, si deseas obtener resultados, deberás incrementar el ritmo de tus carreras. Por ejemplo, debes añadir carreras cortas a alta velocidad para evitar la rutina. Esta posibilidad depende de tu estado físico y de tu peso corporal.

    El hecho de aumentar considerablemente la velocidad de las carreras puede provocarte lesiones (3) , por lo que no es aconsejable que lo hagas a menos que hayas logrado un nivel de resistencia tal que tu cuerpo te lo permita.

Ciertos factores que debes tener en cuenta si buscas adelgazar

  • Las investigaciones han demostrado que la actividad cardiovascular (como correr) por sí sola no es una forma eficaz de perder peso (4). Debes combinarla con una dieta saludable. Los expertos generalmente recomiendan una combinación de cambios nutricionales y un aumento de la actividad física. Esto permite adelgazar de forma segura y mantener el peso ideal durante más tiempo.
  • No te concentres únicamente en reducir las calorías. Enfócate en su calidad. Los alimentos que escojan marcarán la diferencia en cuanto a los niveles de saciedad y energía y la capacidad de lograr un peso saludable. Puedes utilizar el método del plato de la Universidad de Harvard. Este se basa en llenar la mitad de tu plato con verduras sin almidón, como las zanahorias, el brócoli, etc. Un cuarto del plato debe estar compuesto por granos integrales, como la quinoa o la avena. El último cuarto debe contener proteínas, como la carne, el pollo o el pescado.
  • Escoge otro tipo de entrenamiento. Los estudios han encontrado que el entrenamiento con pesas y las carreras cortas de alta velocidad son más eficaces que correr para perder la grasa abdominal y mejoran los niveles hormonales (5). Esto permite perder más peso, una mayor sensibilidad a la insulina y mayores niveles de testosterona.

En conclusión, correr es malo para adelgazar. No reduce la grasa corporal, estás propenso a sufrir lesiones y tu cuerpo se acostumbra rápidamente a este entrenamiento.

1) NCBI: The motivation to be sedentary predicts weight change when sedentary behaviors are reduced
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3053211/
2) Bond University: Exercise for Overweight or Obesity(Review)
https://epublications.bond.edu.au/cgi/viewcontent.cgi?article=1049&context=hsm_pubs
3) NCBI: Considerations for initiating and progressing running programs in obese individuals.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23790819
4) The American Journal of Medicine: Isolated Aerobic Exercise and Weight Loss: A Systematic Review and Meta-Analysis of Randomized Controlled Trials
https://www.amjmed.com/article/S0002-9343%2811%2900377-9/fulltext
5) NCBI: Effect of exercise training intensity on abdominal visceral fat and body composition
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/18845966