La terapia con luz roja para la testosterona

funciona la luz roja para la testosterona?¿Funciona la terapia con luz roja para la testosterona?  Descubre todo acerca de esta nueva alternativa para incrementar tus niveles hormonales.

El problema de la baja testosterona

Desafortunadamente, alrededor de los 30 años, los niveles de testosterona comienzan a disminuir.

Esto es normal, pero puede traer muchos problemas para los hombres. Una menor energía, un menor deseo sexual y rendimiento, una disminución de los músculos y aumento de peso (1).

Pero la baja testosterona no solo se debe a la edad. Hay otros factores como la nutrición, el estrés y la falta de sueño, que pueden disminuir sus niveles en hombres jóvenes.

Los tratamientos para aumentar la testosterona pueden ser un arma de doble filo. Los médicos pueden sugerir determinadas terapias que pueden provocar efectos secundarios molestos.

AUMENTA TU TESTOSTERONA HOY GRATIS

Inscribe tu correo abajo para recibir el libro GRATIS en 30 segundos

    • 3 Métodos Gratuitos Que Uso En Casa Para Estimular Mi Testosterona
    • Alimentos, trucos y estrategias para mejorar tu cuerpo y tu virilidad

Por lo tanto, no es de sorprender que busques una solución más natural para aumentar tu testosterona y con ella tu rendimiento sexual y físico.

Una opción prometedora es la terapia con luz roja. Los estudios médicos recientes están afirmando su inmenso potencial para aumentar la testosterona masculina.

Esto ha quedado demostrado repetidamente en ensayos clínicos con varios mamíferos en las últimas décadas, pero estudios recientes en los seres humanos les dan a los investigadores y endocrinólogos aún más razones para el optimismo.

¿Funciona la terapia con luz roja para la testosterona?

Los científicos médicos han estado estudiando los efectos de la luz natural en la producción de testosterona durante casi un siglo. La investigación durante la última década, y especialmente en los últimos años, ha sido aún más esclarecedora y le ha dado a la comunidad médica razones más concretas para creer en el potencial de la terapia de luz para aumentar la testosterona masculina.

Un estudio piloto

Un estudio realizado en la Universidad de Siena en Italia evaluó a 38 hombres un bajo deseo sexual. Los investigadores midieron sus niveles de testosterona y separaron a los hombres en dos grupos, con un grupo que recibió una dosis clínica de terapia de luz en las mañanas.

Además de una mayor satisfacción sexual, los hombres en el grupo tratado con luz vieron aumentar sus niveles de testosterona significativamente.

El grupo de control no tuvo aumentos de esta hormona, pero el grupo sometido a una terapia de luz activa mostró un aumento enorme de aproximadamente 2.1 n /ml a 3.6 ng/ml en solo 2 semanas.

La Dra. Andrea Fagiolini, investigadora principal del estudio, explicó los hallazgos: “El aumento de los niveles de testosterona explica la mayor satisfacción sexual informada. En el hemisferio norte, la producción de testosterona del cuerpo disminuye naturalmente de noviembre a abril, y luego aumenta constantemente durante la primavera y el verano con un pico en octubre.

El efecto de esto se puede observar en las tasas reproductivas, con el mes de junio mostrando la mayor tasa de concepción. El uso de la terapia de luz realmente imita lo que hace la naturaleza”

Un ejemplo en animales

En 2013, un estudio publicado en Biomedical Research probó el impacto de la terapia de luz en la producción de testosterona en un grupo de ratas. Encontraron que la luz roja aumentó específicamente la testosterona sérica, sin que se produjeran efectos secundarios.

Si analizas ambos resultados, resulta claro que la terapia con luz roja puede aumentar la testosterona en los hombres.

¿Por qué es eficaz la terapia con luz roja para la testosterona?

Aunque numerosos ensayos están encontrando un aumento de la testosterona masculina con la terapia de luz roja, las razones precisas y los mecanismos biológicos de acción  un no se han identificado completamente.

Lo que se sabe es que el cuerpo humano absorbe la luz roja e infrarroja cercana, lo que fomenta el aumento del transporte de energía química celular, también conocido como trifosfato de adenosina (ATP).

Entonces es posible deducir que las longitudes de onda de la luz roja cercanas pueden estimular las células de Leydig, que son responsables de producir testosterona en los testículos (3).

Hay otros científicos que creen que las longitudes de onda rojas e infrarrojas cercanas estimulan las proteínas fotorreceptivas en los testículos, lo que resulta en una mayor producción de testosterona, como ha quedado demostrado en estudios que se remontan a 1939 (4).

Los investigadores del citado estudio de la Universidad de Siena de 2016 sugirieron que la terapia de luz interactúa con la glándula pineal en el cerebro, que desempeña un papel importante en la reproducción humana.

Si bien la ciencia médica todavía está trabajando para identificar los mecanismos exactos, resulta bastante claro que existe una relación entre la luz roja  y la testosterona masculina, tanto en hombres humanos como en otros mamíferos.

 

1) Healthline: What Do You Want to Know About Low Testosterone?
https://www.healthline.com/health/low-testosterone
2) Science Daily: Lack of interest in sex successfully treated by exposure to bright light
https://www.sciencedaily.com/releases/2016/09/160918214443.htm
3) NCBI: Red light improves spermatozoa motility and does not induce oxidative DNA damage.
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/28425485
4) Oxford Academic: Influence of ultraviolet irradiation upon excretion of sex hormones in the male
https://academic.oup.com/endo/article-abstract/25/1/7/2772602